Entrevistas Perfil empresarial

La Feria Internacional de Seguridad, un espacio de visibilidad para la industria de la seguridad

La Feria Internacional de Seguridad E+S+S fue creada en noviembre 1994 en Bogotá Colombia como un espacio para la industria de la seguridad electrónica, en ese entonces, al país estaban entrando marcas muy importantes y las mismas requerían de un espacio dónde exhibir sus soluciones a una gran cantidad de audiencia. “Nuestra feria es un espacio para visibilizar las marcas, apoyarlas en su comercialización y generar espacios de networking de alta eficiencia por la calidad de sus visitantes y la calidad de los mismos” así lo expresa Patricia Acosta, Directora de la Feria. A lo largo de estos 26 años en la industria han logrado mantener la filosofía con la que nacieron como feria y con la que han logrado posicionarse dentro del mercado de la seguridad.

En sus inicios este espacio se presentó de forma bienal y fue en el 2013 que la feria decide independizarse, pues operaban bajo el marco de la Feria Industrial de Bogotá, es así como se trasladaron al gran salón de Corferias, recinto donde actualmente se realiza cada año este gran evento que ha cumplido con 16 ediciones en la industria.

Importantes compañías líderes de la seguridad han formado parte del evento que reúne alrededor de 400 marcas y más de 13.000 visitantes, cifra con la que contaron en su edición del año 2019. La Feria cuenta con 3 componentes claves que generan un espacio propicio para el posicionamiento de marca y el networking en la industria.

1.Las charlas técnico-comerciales, conferencias a cargo de los expositores

2.El foro de pensamiento estratégico de seguridad, espacio organizado íntegramente por la feria y que presenta speakers con temas más específicos para la comunidad

3.Espacios de los aliados, en el que las organizaciones aliadas pueden programarse para exponer sus charlas académicas.

La reinvención de la feria en el 2020

La actual pandemia ha presentado diferentes obstáculos a la industria de los eventos, por eso es necesario adaptarse a un ritmo rápido para sobrellevar los retos de la actualidad.

La Feria que este año iba a realizarse en el mes de agosto decidió reprogramarse para el mes de octubre, según su Directora, han diseñado un plan completo de seguridad y esperan poder llevar con éxito esta edición de forma presencial.

“Sería un momento muy importante de reactivación para la industria que tiene que apropiarse de estas tecnologías para seguir avanzando en una vida nueva donde la seguridad tomó un liderazgo enorme”

Como feria de seguridad y de la mano de sus clientes han trabajado para la creación de espacios seguros, un plan que comprende la implementación de diferentes tecnologías para que tanto expositores como visitantes tengan un espacio protegido y tranquilo. Dentro de estos planes incluirían cámaras termográficas, una de las tecnologías más usadas por estos días para la toma de temperatura, uno de los principales factores a detectar para evitar la propagación del COVID 19 entre la población. Las analíticas de tráfico y el reconocimiento facial para el control de acceso, evitando el contacto con sistemas de identificación que involucren tarjetas o el uso del contacto directo de la persona y para el control de distanciamiento tendrán puertas automáticas.

Además de estas tecnologías se contarán con señalización para evitar aglomeraciones en áreas de esperas, tapetes de desinfección, zonas de desinfección con lavamanos, dispensadores con pedal para gel antibacterial entre otros elementos que buscan cumplir con todas las normas de bioseguridad para estos espacios.

Por otra parte, y pensando en sus expositores, la feria acompañada a sus clientes de la mano de un programa de marketing digital de 365 días en el que a través de su newletter y redes sociales estas pueden obtener una plataforma que les permita generar posicionamiento de marca y visibilidad para sus clientes. Adicional, este año pensando en los diferentes obstáculos que han tenido las compañías de la industria el programa tendrá tres espacios más.

Por un lado la feria ha creado una rueda de negocios virtual, espacio que fue realizado durante los días 27 y 29 de mayo con el fin de presentar a los usuarios desarrollos innovadores y soluciones de tecnología 4.0 y 5.0 para los protocolos de implementación de espacios seguros, aforos controlados y bioseguridad que los diferentes sectores económicos necesitan para dar inicio a sus labores; cabe destacar que esta rueda de negocios también se planea realizarla presencialmente durante el marco de la feria. Asimismo, los expositores tendrán un showroom donde podrán presentar sus productos e interactuar con el cliente. Por último, y no menos importante, la feria ha adelantado junto a Corferias un beneficio que busca multiplicar los contactos de sus expositores.

Aunque la feria tendrá que reducir su número de expositores y visitantes continuará velando por mantener firme ese espacio que han creado y fortalecido durante todos estos años, ese punto de encuentro para la región Andina, Caribe y Centro América que concientiza sobre la importancia de la seguridad y brinda el lugar para el acercamiento y la apropiación de las tecnologías de seguridad para la eficiencia y protección de espacios en diferentes sectores.

“Espero que podamos cumplirles con una feria física este año” expresa Patricia Acosta quien tiene claro que debemos adaptarnos, reinventarnos y trabajar juntos para continuar adelante en estos tiempos donde la vida ha transformado su normalidad. Patricia además ve con grandes avances la industria, la rápida actuación de las empresas en la creación de tecnologías para dar soluciones a la crisis actual hará que todo vaya por mejor camino.

“Debemos remar para el mismo lado, aún con diferentes miedos, vamos en la misma barca”

¿Quieres obtener más información?

Agregar comentario

Escriba un comentario